martes, 28 de octubre de 2008

No hacer

Apragopoli, de Apragma, el no hacer. El ocio es el hacer el no hacer. Hacer desde tu no hacer, desde acabar con tu yo para ser libre. Abandono, frialdad y audacia: el aniquilamiento de tu importancia personal para ganar tu libertad.

2 comentarios:

  1. Con frecuencia cuando te leo pienso en Paniker, no sé qué hermano, creo que es Salvador Paniker, filosofo. Le oí una vez decir que lo mejor que se puede hacer en muchas ocasiones es no hacer nada, y por alguna extraña conexión neuronal pensé en el río en el que todo cambia y todo permanece, pensé y pienso ahora que, con frecuencia, la postura más inteligente es sumergirse en el río y dejarse llevar, porque si hay turbulencias no tiene sentido nadar contra corriente o dejarse atrapar por un remolino, y si son aguas mansas lo mejor es disfrutar, resumiendo, creo que en ese río estamos todos, quizá porque pienso que ese río es una buena imagen del TODO, me gusta pensar en manantiales de luz.
    No hacer nada, dejarse llevar, abandonarse, como los místicos se abandonan al presente y por eso son activos.
    Como no soy filosofa empleo muchas palabras para decir la mitad de lo que dices tú, pero bueno, me gusta pensar pensamientos y compartirlos.
    Como siempre leerte produce mucha paz y serenidad. Un abrazo.

    Soy Marlu, es que no aparece la opción de cuenta de blogger. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente que tu comentario me llegó como de Marlu: el Blogger te reconoce en este nuevo formato de los comentarios. Tus comentarios son siempre sustanciosos, y ciertamente que eres filósofa: tienes la sabiduría del amor, esa capacidad verbal para relacionar cosas unas con otras, y así producir una visión nueva. Me alegra tu compañía. Un abrazo. Gonzalo.

    ResponderEliminar